Discípulos de Cristo

Una de las particularidades de la Comunidad Chemin Neuf es, sin duda, la vida y el compromiso común de matrimonios y de hermanos y hermanas consagrados en el celibato.

Los matrimonios viven en «fraternidad de vida» (en una casa de la Comunidad) o en «fraternidad de barrio» (en el mismo barrio). En todos los casos, cada familia vive en un lugar que le pertenece (apartamento o casa) para poder preservar la intimidad familiar y conyugal.

Célibes consagrados y familias

Aunque el compromiso en la Comunidad concierne únicamente a los matrimonios y no a sus hijos, estos son los primeros beneficiados del camino espiritual de sus padres y los alegres testigos de que, la fraternidad entre personas de diferentes edades, es posible.

La mayoría de los miembros casados de la Comunidad ejercen una actividad profesional y están comprometidos en el mundo de diferentes maneras.

Rezamos, trabajamos,acogemos

El día a dia dentro de la vida de la vida comunitaria es compartir la oración, el trabajo y lo que somos juntos.
Tenemos varios momentos al día de oración, celebramos la ecuaristía diaria y trabajamos en la casa para que todo esté bien cuidado (cocina, lavandería, jardineria, trabajos de mantenimiento…)
Compartimos también el día a día con las familias y sus hijos que vienen a realizar la formación a la Cartuja. Se trata de un gran enriquecimiento mutuo.

¡Además de la belleza de la Cartuja!

VENIR A LA CARTUJA

UN LUGAR ÚNICO