¿Qué es lo que me va a hacer feliz? ¿Cuál es la voluntad de Dios en mi vida? ¿Cómo puedo comprometer mi vida? San Ignacio de Loyola nos prone los Ejercicios Espirituales para ponernos a la escucha de la Palabra de Dios.

“Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio me han permitido enraizarme en la Palabra de Dios”. Aurélie

“Este retiro me ha permitido conocerme mejor y crecer con Cristo”.Olivier

“Me he acurrucado en los brazos del Padre”. Matthieu

“No es el mucho saber lo que sacia y satisface el alma sino el sentir y gustar las causas internamente.” San Ignacio de Loyola, Ejercicios Espirituales